viernes, 29 de junio de 2007

Pide la CNA declarar desastre por drenaje

Reforma, ciudad / 29 de junio 2007
Ariadna Bermeo

Una semana después de que Marcelo Ebrard alertó al Gobierno federal sobre el riesgo de un colapso en el drenaje profundo y le solicitó realizar obras urgentes, el director de Conagua, José Luis Luege, le pidió que declarara a la Ciudad como zona de desastre para que le entregaran recursos del Fonden.

Fue el 24 de abril cuando el Jefe de Gobierno envió un oficio a Luege para indicarle que el estudio del Emisor Central -realizado 5 días antes por especialistas del DF, del Estado de México y de diversas universidades- concluyó que había un manejo inadecuado del drenaje profundo y que de no haber acciones inmediatas se traduciría en inundaciones de varias semanas en el centro de la Ciudad y en los municipios de Naucalpan y Ecatepec.

Este martes, el Presidente, Felipe Calderón, retomó el diagnóstico del GDF y aseguró que el problema hidráulico de la Ciudad es más grave de lo que algunas autoridades habían reflejando en sus acciones.

Calderón dijo que de no arreglar pronto el problema podría "sobrevenir la peor inundación en la historia moderna de la Ciudad de México con consecuencias catastróficas para todos".

Ebrard había lanzado la alerta sobre la gravedad del problema al señalar que podría incluso afectar e interrumpir el servicio en el Metro y del Aeropuerto, por lo que debían realizar diversas obras con recursos del fideicomiso 1928.

Oficio de panista

Dos oficios de respuesta recibió por parte de Luege. En el primero le indicaba que en reunión extraordinaria del subcomité de dicho fideicomiso revisó el dictamen donde se justificaba el peligro que corría la Zona Metropolitana del Valle de México y abría la posibilidad de autorizar la contratación de obras sin licitar.

En el oficio del 27 de abril enlistó seis obras a realizar de forma inmediata por 455 millones de pesos; además, informó que había girado instrucciones para promover "la Declaratoria preventiva de ley".

Tres días después el GDF recibió otro oficio, ahí le recomienda a Ebrard solicitar que la Ciudad fuera declarara zona de desastre.

"Estamos en espera de la decisión que se sirva tomar en su calidad de Jefe de Gobierno del Distrito Federal, a efecto de iniciar las acciones conducentes al procedimiento de Declaratoria de Desastre...", indica en su carta Luege, en la que explica que con ello se tendrían recursos del Fondo de Desastres Naturales.

El Gobierno capitalino ya no envió cartas a Luege, pues en la siguiente reunión del subcomité del Fideicomiso 1928 se analizó el tema y comenzaron a realizarse las obras para evitar la emergencia.

Solicita obras el perredista

Al alertar sobre inundaciones por el riesgo que representaba el inadecuado funcionamiento del drenaje profundo, Marcelo Ebrard pidió el 24 de abril al titular de la CNA, José Luis Luege, realizar acciones para llevar a cabo obras que restituyan la capacidad del gran canal.

El Jefe de Gobierno solicitó construir una planta de bombeo y trabajos de reforzamiento y restitución de la capacidad del Emisor Central, con recursos del fideicomiso 1928.

Propuso crear una unidad ejecutora de las acciones, que tendría la facultad de contratar de forma directa las obras, con la aprobación del Comité Técnico del fideicomiso.

Las cartas

Intercambio epistolar entre el Jefe de Gobierno y el Director de la Comisión Nacional del Agua.

-Ebrard alertó que de no atender las fallas unas cuatro millones de personas resultarían afectadas.

...Y Luege responde

-El titular de la CNA escribe a Marcelo Ebrard que esperaban su respuesta para poder iniciar el procedimiento para la declaratoria de desastre.
Publicar un comentario