jueves, 28 de junio de 2007

Consumen agua sucia colonos de V. Carraza

El Universal, DF / 28 de junio 2007
Sara Pantoja
Ratas, lagartijas, gatos y hasta perros muertos, así como basura y mucho lodo han sido encontrados en cisternas de unidades habitacionales de la delegación Venustiano Carranza, flotando en el agua que la gente usa para bañarse y cocinar.

Autoridades sanitarias señalan que con estas características, el agua presuntamente "apta" para consumo humano, demás del virus de la hepatitis A, polio y hasta amibas que afectan principalmente a niños. Y no menos importante, este líquido puede provocar infecciones en la piel

De acuerdo con la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), una cisterna debe lavarse por lo menos una vez al año.

Sin embargo, en algunas de las unidades habitacionales de la delegación Venustiano Carranza, han pasado desde cinco hasta 20 años sin que las paredes y el piso tengan contacto con escobas y cloro.

"El problema de descuido de cisternas se ha presentado, principalmente, en unidades habitacionales de carácter popular y que por falta de recursos económicos no han dado mantenimiento a sus cisternas ni tinacos, los cuales presentan sedimento, lodo, basura y, en algunos casos, animales muertos", aseguró la diputada local, Esthela Damián Peralta.

La legisladora acudió a la unidad habitacional, ubicada en el número 620 de la avenida Francisco del Paso y Troncoso, colonia Viaducto Morelos, donde cinco personas de su equipo de trabajo realizaron la limpieza de una de las tres cisternas que abastece a cerca de 180 departamentos de 6 edificios.

"Desde hace un año no lavábamos la cisterna, pero no es por falta de ganas, sino porque no se tiene el dinero suficiente. Una empresa privada nos cobra 2 mil 700 pesos por lavarla y con la diputada nos sale gratis", explicó Silvia Lazcano.

Ella es una de las representantes del edificio que juntó las firmas de 50% de los habitantes para solicitar el servicio. Entonces tomaron dinero de las cuotas de mantenimiento del edificio, compraron escobas, cubetas, guantes y cloro y llamaron al equipo de la legisladora.

Obligaciones y derechos

Dicha labor es parte del Programa de Rescate de Unidades Habitacionales impulsado por Esthela Damián, de cuyo salario, dijo, se paga a las personas que limpian cisternas.

La primera fase de ese programa es difundir la Ley de Propiedad en Condominio de Inmuebles para el DF, los derechos y obligaciones de los condóminos, los requisitos para formar sus administraciones y mesas directivas y para inscribirse en la Procuraduría Social.

La segunda parte consiste en la solicitud de los vecinos para el lavado de cisternas y tinacos. Dicho programa comenzó en noviembre de 2006. La diputada informó que hasta la fecha se han lavado 200 cisternas de 150 unidades habitacionales de 21 colonias.

Incluso, mostró los resultados de un estudio de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónomade Méxicio (UNAM), que avaló la calidad del agua apta para consumo humano después de lavar la cisterna.

"Me parece importante que los vecinos se sientan tranquilos sabiendo que con lo que hoy se bañan y beben está limpio".
Publicar un comentario