jueves, 28 de junio de 2007

Desalojo en Coacalco por problemas de agua potable

La Jornada, estados / 28 de junio 2007
Javier Salinas Cesareo

Coacalco, Mex., 27 de junio. Policías municipales golpearon y desalojaron a unos 50 vecinos de los fraccionamientos Bosques del Valle y Rancho La Palma que desde hace una semana impedían las obras para la introducción de la red de agua potable hacia el predio Santa María, en el que se edifican varias tiendas departamentales, entre ellas una de la cadena Wal-Mart.

La inconformidad de los colonos -de los cuales 10 fueron detenidos- se debe a que el ayuntamiento de Coacalco pretende conectar dicha red al pozo principal de la comunidad y reducirles el suministro del agua para uso doméstico.

Alrededor de las 9:30 horas, unos 100 efectivos policiacos, varios de ellos armados, arribaron al bulevar Bosques, donde los vecinos mantenían un plantón desde hace siete días.

Los uniformados quitaron mantas y pancartas en las que los colonos expresan su repudio a las obras, y arremetieron contra el grupo de 50 personas.

A golpes sometieron y detuvieron a 10 de los manifestantes, aunque sólo nueve fueron identificados: Francisco Martín García Lamont, Sergio Toledo Higuera, Javier Quijano Martínez, Antonio Acevedo Martínez, Martín Jiménez Cifuentes, Juan Enrique Hernández Noriega, Cristina Saldívar Ramírez, Beatriz Acosta Pérez y Fabiola Luna Andrade; esta última se convulsionó al momento del arresto.

Tras la represión, trabajadores apoyados con maquinaria pesada reiniciaron la excavación de zanjas en el camellón del bulevar Bosques para introducir tubería PVC de 10 pulgadas a lo largo de casi un kilómetro.

Sin embargo, unos 200 colonos salieron de sus viviendas y con apoyo del diputado federal panista Juan Manuel Sandoval Munguía se colocaron debajo y a los costados de la maquinaria, para evitar que continuaran los trabajos, y exigir la liberación de sus 10 compañeros.

Durante horas prevaleció un ambiente tenso en la zona debido a que un centenar de policías se apostaron en las inmediaciones, en espera de desalojar a los inconformes.

Una comisión de colonos se trasladó al palacio municipal para exigir la libertad de los 10 vecinos. Por la tarde, las autoridades municipales los dejaron en libertad y se comprometieron a ir a la comunidad para dialogar con los lugareños.

Sin embargo, las obras para la introducción de red de agua potable continuaron. "Quieren que nuestro pozo sirva también para el complejo comercial. Desde hace cuatro semanas nos restringieron el servicio", denunciaron los habitantes de los fraccionamientos Bosques del Valle y Rancho La Palma.

Desde hace meses en el predio Santa María, de unas 10 hectáreas, localizado junto a la vía López Portillo, justo en los límites de Coacalco con Tultitlán, se construyen varias tiendas departamentales, entre ellas una de la cadena Wal-Mart, así como restaurantes.

El ayuntamiento local, por medio del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Coacalco, pretende utilizar el pozo de la comunidad de Bosques del Valle para suministrar agua potable al complejo comercial.
Publicar un comentario