domingo, 30 de septiembre de 2007

“Conagua miente y sólo quiere lavarse las manos”

Milenio, ciudad / 22 de septiembre 2007
Joaquín López-Dóriga

Los funcionarios de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) son mentirosos y quieren lavarse las manos de los aumentos de precios que provocará el alza a la cuota que impusieron al gobierno capitalino por el líquido, acusa Marcelo Ebrard, jefe del Gobierno del Distrito Federal, quien niega en repetidas ocasiones que el organismo le haya avisado desde marzo del incremento de 18.20 por ciento.

Estamos viendo que los aumentos no tienen madre, no tienen padre, no tienen autoría. Lo vimos con la gasolina, lo vemos ahora con el agua.

Sí, fíjate que nos mandan un oficio.

¿Quién te lo manda?

Me lo manda el director de la Conagua, fechado el 5 de septiembre, pero llegó a mi oficina hasta el día 13, y luego mandaron otro oficio a principios de esta semana, diciéndonos que va a subir poco más de 18 por ciento la tarifa del agua que nos dan al Distrito Federal a partir del 1 de agosto.

Eso es muy extraño por dos razones: primero, no había habido un aumento de esa magnitud en los últimos 10 años, las alzas normalmente no rebasan los 5 puntos porcentuales; segundo es que siempre se te notifica cuál será el precio del agua cuando vas a hacer tu Presupuesto, tu Ley de Ingresos, es decir, a final de año, y rige por todo el periodo fiscal, que es un año.

Por eso digo que es una decisión extraña, por el monto, por el momento del año en que se nos comunica y porque nunca fue consultado el gobierno de la ciudad ni se ha dado ningún fundamento. ¿Qué ha hecho que cambie el agua en 20 por ciento de julio a agosto? Pues nada, no hay ni una razón.

Dices que es la Comisión Nacional del Agua. Pero el director general de Agua Potable, Saneamiento y Drenaje, José Ramón Ardavín, declaró que no hay un asunto político y la Conagua aseguró que sí te había informado del aumento desde marzo.

No, están diciendo mentiras.

Así de plano, así de fuerte.

Así de plano.

Desde que empezó el gobierno asistí a varias reuniones del comité técnico del fideicomiso de 1928: ahí está Conagua, tenemos reuniones muy frecuentes y cada semana está el director de Sistema de Aguas con la gente de Conagua. A nosotros nunca nos dijeron: “oye, van a tener un aumento de 18 por ciento”; si así hubiese sido, habríamos dado los argumentos correspondientes. Menos dijeron que iba ser en septiembre. No es cierto, ese aumento no se consultó con el gobierno de la ciudad.

Aquí tengo otra declaración: José Ardavín dice que desde el 15 de marzo, en una reunión contigo y con funcionarios de tu gobierno, se les dio a conocer la necesidad de hacer ajustes en las cuotas del agua, por lo que el alza se hizo de conformidad con las autoridades capitalinas.

Es una mentira fatal.

Una cosa es que te avisen y otra que estés de acuerdo, pero en fin. Sí te dijeron que iban a subir la cuota.

No. A nosotros no nos dijeron que iban a subir el agua 18 por ciento, eso es falso. Ya le dije a la gente de Conagua que lo demuestre, pero están mintiendo, ellos lo saben. Dicen que desde marzo: pues hubiéramos tomado todas las previsiones desde entonces y le habríamos dicho a la gente que va a subir el agua por esto y por esto. Pero no, nos mandaron un oficio y nos llegó este aumento de 18.20 por ciento. Se aplica desde el 1 de agosto y se acabó, ni siquiera nos dicen por qué.

¿Quieres decir que tú y tu gobierno se enteraron del aumento en las tarifas del agua por este oficio que les mandaron en septiembre?

Sí, señor.

¿Antes no?

Antes no, nunca, falso totalmente. Jamás se nos informó que iba a ser así.

Y ahora la Conagua dice que se deslinda del aumento al precio del agua, porque subir las tarifas es responsabilidad exclusiva del Gobierno del Distrito Federal.

Imagínate nada más, es lavarse las manos. Lo que deberían hacer es aclarar por qué lo hacen en septiembre. Como tú sabes, en diciembre se aprueba el Código Financiero y el Presupuesto de Egresos para 2008, entonces por qué lo hacen en agosto, no hay ninguna razón que lo fundamente; segundo, eso de decir que es una cosa que estamos de acuerdo el DF y el Estado de México es otra falsedad, no es cierto, mejor que digan por qué la suben, que le entren al toro por los cuernos. De otra manera, más con la reacción que tuvieron, uno piensa lo peor.

Ayer, por cierto, el Presidente dijo que su gobierno está en conversaciones con las autoridades del Distrito Federal y del Estado de México para buscar una solución al sistema hidráulico del Valle de México. ¿Es así?

Pues hemos estado desde la primera reunión con Conagua, en enero, planteando el problema del drenaje y del Valle de México. A raíz de aquellos planteamientos que hizo el gobierno de la ciudad, junto con el Estado de México, se decidió arrancar cinco obras, cuatro de ellas muy importantes para poder recuperar la capacidad del Gran Canal, que es un sistema superficial que saca el agua del drenaje de la ciudad; hay que construir una planta de bombeo y otra serie de bases reguladoras y de planta de regulación. Están en obra todas con la aportación que el DF hace al fondo que se denomina Fideicomiso. Desde enero el gobierno federal sabe cuáles son las prioridades de obras, sabe cómo se van a pagar y en qué tiempo estarán terminadas. Creo que no le han informado bien a Calderón cómo está el asunto.

El Presidente dijo también que gran parte del esfuerzo de su gobierno para avalar la renegociación de la deuda del Distrito Federal fue en términos, precisamente, de que se pudieran destinar mayores recursos a la rehabilitación de estas obras hidráulicas.

Las obras hidráulicas se están pagando con las aportaciones del gobierno de la Ciudad de México al fondo que te comento. Este año triplicamos la inversión en drenaje, con recursos locales, y por último, en el caso de la deuda, el único esfuerzo que hicieron fue firmar, porque todo el refinanciamiento y la reestructura la hizo el gobierno local. ¿Qué estamos planteando para el año entrante? Que haya una inversión federal, que no ha habido, más o menos del orden de 12 mil millones de pesos para construir el emisor oriente, que sería como el Drenaje Profundo, pero en la zona oriente del Valle de México. Esa es la discusión realmente importante, y si el gobierno federal está comprometido, ahí vamos a ver su inversión sobre el Presupuesto de Egresos 2008.

Leo que anuncias que aumentarán las tarifas del agua potable y del transporte público por el incremento a la gasolina, la luz y el pan blanco.

Sí, nos aumentaron la gasolina, que de hecho lo vienen haciendo todo el año. De junio a julio subieron 4 centavos. Pero el incremento adicional desde luego que presiona todas las tarifas del transporte público, porque le hizo un plus a la gasolina. Eso va a traer consigo un problema tarifario, no aquí, en todo el país.

La energía eléctrica en los estados sube y sube y nosotros somos el consumidor número uno de energía eléctrica por el sistema Metro. Este año tuvimos una factura ahí por pagar del orden de mil 300, mil 400 millones de pesos, pero con los incrementos se nos va a ir a mil 600 millones. Evidentemente sí están ejerciendo una presión tarifaria muy fuerte sobre energía eléctrica, gasolina y ahora también sobre el agua.

¿Entonces es inevitable el aumento en estos servicios?

Lo más seguro es que tengamos que ajustar las tarifas a los incrementos que ellos están decretando. Lo que ellos dicen es que nosotros somos responsables. Bueno, pues si están tomando las decisiones, cuando menos que clarifiquen a la sociedad por qué las toman. No se me hace una política adecuada, estamos en contra y los resultados serán incremento de precios y desempleo.


Powered by ScribeFire.

Publicar un comentario