domingo, 30 de septiembre de 2007

Conagua: hay 500 viviendas irregulares en el río Lerma

El Universal, DF / 22 de septiembre 2007
Eduardo Alonso

LERMA, Méx.— Estimaciones de la delegación de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en la entidad, establecen que hay más de 500 asentamientos —viviendas— irregulares en las orillas y lagunas aledañas al río Lerma.

El mayor número de las casas irregulares se ubican en los municipios de San Mateo Atenco y Lerma, sostuvo José Marcos Aguilar Moreno, director local de la Comisión Nacional del Agua en la entidad.

Por lo anterior, precisó en entrevista con EL UNIVERSAL que el área jurídica ha iniciado, desde hace más de una década, procesos penales para intentar detener los asentamientos humanos en zonas federales y con ello evitar inundaciones.

“Los asentamientos irregulares en la zona que año tras año se inunda en el municipio de San Mateo Atenco y Lerma, supera las 500 casas, y no nada más en estos municipios sino a lo largo del río en diferentes puntos”, precisó.

Las denuncias interpuestas por Conagua en contra de vecinos de San Mateo Atenco, han sido por ocupación de zona federal, y entre algunas de estas zonas que hoy son colonias están: La Cienega, Guadalupe y Constitución. La invasión que la Comisión Nacional denunció en su momento fue del orden de 70 a 80 hectáreas, sostuvo el jefe del área jurídica, Ignacio Ramírez Frías.

“Hay predios que se han ido vendiendo, ha habido compraventas a terceros, los manejaron —vendedores— como que eran tierras comunales, pero eran federales”, dijo.

Ese problema se agravó para el valle de Toluca cuando los alcaldes avalaron dichos hectáreas y matricularon, junto con el registro público de la propiedad para avalar que determinadas personas eran posesionarios de un predio, a sabiendas que sabían que eran espacios de competencia federal, dijo el representante de Conagua.

Recordó que la última matriculación de algunas hectáreas fue en 2001, pese a que hay decretos del gobierno federal que establecen que las lagunas de Lerma son propiedad nacional y la poligonal de la zona, precisó.

Por su parte, el delegado consideró que si los habitantes de municipios aledaños al río Lerma no tuvieran la osadía de estar fincando sus domicilios en las zonas periféricas al cauce del río y lagunas cercanas, no padecerían en época de lluvias inundaciones al interior de sus domicilios.


Powered by ScribeFire.

Publicar un comentario