domingo, 30 de septiembre de 2007

Aumentaría la tarifa del agua, pero no en las zonas marginadas: SACM

La Jornada, la capital / 22 de septiembre 2007
Ángel Bolaños y Josefina Quintero

El director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM), Ramón Aguirre Díaz, informó que a partir del incremento de la tarifa de agua que la ciudad recibe del sistema Cutzamala, se planea proponer un aumento “ponderado” entre todos los usuarios de alrededor del 15 por ciento, bajo un esquema cruzado de subsidios y consumo, de manera que los habitantes de las zonas marginadas no tendrán incremento alguno mientras que aquellos que habitan en zonas de mayor ingresos y los de uso distinto al doméstico deberán pagar tarifas más altas.

Mientras que el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), José Luís Morúa Jasso, señaló que el aumento podría elevarse en un 18 por ciento. El perredista, integrante de la corriente de Nueva Izquierda, expuso que el alza por el consumo de agua sólo se aplicaría si se excede el consumo por habitante de 150 litros diarios.

Por su parte y en conferencia de prensa, Ramón Aguirre reafirmó que no hay ningún acuerdo suscrito por las autoridades capitalinas, y menos aun por el jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard Casaubon, en el que se acepte incrementar la tarifa que se pagará a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) por el suministro del líquido proveniente del Sistema Cutzamala y retó a la dependencia a exhibir algún documento que demuestre lo contrario.

En este contexto, Aguirre Díaz llamó al gobierno federal a reconsiderar la disposición que exceptúa del pago de derechos de agua a unos mil 600 inmuebles gubernamentales que hay en la ciudad y ofreció hacer una excepción para las escuelas públicas. Recordó que el artículo 115 constitucional permite a las dependencias del gobierno federal en todo el país no pagar impuestos locales, así como derechos de agua, lo cual no corresponde con una visión de sustentabilidad de este recurso.

Explicó que el incremento global de 15 por ciento, conjuntamente con las acciones que ha emprendido la dependencia para incrementar la eficiencia en el cobro, como la supresión del servicio a establecimientos mercantiles que no han pagado y las reformas que se han planteado para poder hacer la supresión a usuarios domésticos, quienes tendrían que abastecerse mediante hidrantes públicos, permitiría a la dependencia tener un ingreso adicional de 30 por ciento.

Esto, señaló, por lo menos para equilibrar los costos de operación del sistema de agua con los ingresos, aunque finalmente el gobierno de la ciudad no dejaría de subsidiar porque seguirá invirtiendo en infraestructura, que se van a fondo perdido.

“Para poder autorizar nuevas tarifas en el Distrito Federal requerimos negociarlas con los usuarios a través de sus representantes que son los diputados de la Asamblea Legislativa; nos sentaremos con ellos a darles las razones y las bases técnicas para poder determinar esa estructura tarifaria y si los diputados lo ven correcto, seguramente se autorizará”, apuntó.

Establecer piso de consumo

Por separado y al termino de una reunión de trabajo el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Asamblea Legislativa, José Luís Morúa Jasso, señaló que se busca establecer un piso de consumo para todos los habitantes sin excepción, para garantizar así el servicio y los cobros se realizaran si se excede el consumo diario por habitante que sería de 150 litros.

El aumento promedio de la tarifa indicó el legislador será 3.40 a 4.50 por metro cúbico, siempre y cuando se exceda del piso establecido por habitante. El costo, dijo lo pagará quien lo consuma: “si quieren seguir consumiendo esa cantidad de agua, que la consuman pero que la paguen”.

A diferencia del director de Sistema de Aguas de la Ciudad de México, el perredista integrante de la corriente Nueva Izquierda indicó que el incremento sería por igual a todos los habitantes: lo mismo lo pagarán los habitantes de Iztapalapa, donde la escasez es un problema grave, que los de la delegación Miguel Hidalgo, pues lo que se busca, añadió, es garantizar el servicio a toda la ciudad.

El legislador aseguró que hasta el momento sólo se ha planteado el incremento a la tarifa del agua potable, sin embargo, reconoció que la escalada de aumentos que se está registrando será una dura presión para el Distrito Federal.


Powered by ScribeFire.

Publicar un comentario