domingo, 20 de mayo de 2007

Rediseña Iztacalco su agenda ambiental

La delegación Iztacalco comienza a tomar medidas para disminuir la vulnerabilidad de la ciudad ante los efectos del cambio climático

Alejandro Ramos

Reforma

Ciudad de México (20 mayo 2007).- Nueve expertos en cambio climático ayudaron a la Delegación Iztacalco a rediseñar su agenda ambiental para ahorrar energía, evitar fugas de gas LP y natural en viviendas, cambiar luminarias incandescentes por fluorescentes en los inmuebles delegacionales e intensificar la reforestación y recuperación de parques.

Asimismo, participarán en el programa de reconversión de vehículos convencionales en autos eléctricos y consolidarán los paseos ciclistas dominicales.

Este jueves 17 y viernes 18, se realizó en el Centro de Enseñanza Ambiental Dr. Mario Molina (en Ciudad Deportiva) un foro sobre cambio climático, en el que nueve especialistas, entre autoridades e investigadores, ofrecieron diagnósticos, medidas y programas para hacerle frente a los retos del calentamiento global provocados en gran medida por la quema de combustibles fósiles.

"Debo reconocer que en lo personal sabía poco del cambio climático, pero después de este foro, en el que estuve los dos días, aprendí mucho y esto me ayudó a replantear nuestra agenda ambiental en la demarcación.

"Vamos a empezar por medidas que cualquier ciudadano puede hacer en su vivienda, en su vida cotidiana y en paralelo retomaremos otras acciones que ya están en marcha por las autoridades del gobierno central del DF", precisó Erasto Ensástiga, Jefe Delegacional de Iztacalco.

El funcionario dijo que ya se encuentra preparando una campaña informativa para que la población de Iztacalco realice inspecciones periódicas a sus instalaciones de gas, sean tanques de LP o la red del energético natural, ya que las fugas son las causantes del llamado efecto invernadero.

Adelantó que tiene listas cuatros unidades, tres vehículos Tsuru y un microbús, que serán reconvertidos en autos eléctricos, cuyo programa hoy impulsa la Secretaría de Transportes y Vialidad.

Dicha reconversión tiene un costo por unidad de 120 mil pesos y se realiza a vehículos modelos 1992 y posteriores.

"Además, el microbús una vez que deje de emplear gasolina, se destinará al servicio exterior de la Ciudad Deportiva, cuyo servicio será gratuito y habrá paradas específicas para esta ruta", comentó.

Ensástiga adelantó que esta semana encargará un diagnóstico sobre el tipo de focos que se emplean en todas las oficinas delegacionales con el fin de cambiar las luminarias incandescentes por fluorescentes, y se revisarán que las lámparas de los camellones y jardines no se queden encendidas durante la mañana.

También dijo que seguirá promoviendo entre sus empleados el uso racional del automóvil, y buscará concretar este año la construcción de ciclorrutas con el fin de que la gente pueda acercarse en bicicleta a estaciones del Metro o del Metrobús (en la próxima ruta del Eje 4 Sur).
Publicar un comentario