domingo, 20 de mayo de 2007

Enfrenta México desarmado al cambio

Los riesgos ante el cambio climático aumentan debido a la incesante deforestación, incendios forestales y la mala planeación urbana

Alejandro Ramos

Reforma

Ciudad de México (20 mayo 2007).- México flaquea ante los impactos del cambio climático y los desastres naturales; dominan los esquemas reactivos y no los preventivos.

Y como muestras se tiene una Ley de Prevención de Desastres que se encuentra en la congeladora desde diciembre de 2005 y un decreto del 6 de mayo de 1986 que dio pauta a la creación del Sistema Nacional de Protección Civil, y que no se ha actualizado.

Además, en el País hay 732 municipios costeros que hoy corren mayor riesgo por el cambio climático global, y algunos se siguen urbanizando de manera acelerada y desordenada, como es el caso de Cancún, una zona donde los huracanes han demostrado su fuerza y lo seguirán haciendo con mayor dureza.

Tres expertos en prevención de desastres aseguraron en entrevista que aunado a este problema, los riesgos aumentan por la incesante deforestación, por los incendios forestales y por la mala planeación urbana, principalmente en zonas costeras, en laderas, barrancas y en suelo de conservación ecológica.

Coinciden en que a los impactos del cambio climático global no se le puede enfrentar con medidas al vapor, sino con programas, políticas públicas y un marco normativo sólido a largo plazo.

"La vulnerabilidad del País va en aumento, ya que los fenómenos naturales encuentran un contexto apropiado para hacer mayor daño ante la mala planeación urbana, por actividades económicas que se dan sin ton ni son, como la industria petrolera, el turismo, el crecimiento de las ciudades, así como el aumento del parque vehicular", advierte Daniel Rodríguez, miembro fundador de la Red Mexicana de Estudios Interdisciplinarios de Prevención de Desastres y académico de la UNAM.

Mario Garza, cofundador de dicha red y coordinador del diplomado de Protección Civil de la Universidad Iberoamericana, alerta que Cancún enfrentará la mayor vulnerabilidad de la zona costera, pues es un lugar inundable y sitio de paso de huracanes matrices.

"Sin embargo, no se está haciendo nada y actualmente Cancún crece a una tasa del 13 por ciento anual, cada vez se va a volver más vulnerable. Además, existe otro factor, el centro del País se está despoblando y la gente se está asentando en las costas", asegura Garza.

Simone Lucatello, coordinador de la maestría en Cooperación Internacional para el Desarrollo del Instituto Mora, dijo que México también debe enfocar sus programas preventivos en paralelo con planes sociales, por ejemplo, la reducción de la pobreza, ya que estos sectores se asientan en áreas de alta vulnerabilidad, como barrancas, laderas y áreas de conservación.

Ante esta visión, los especialistas agregaron que hay dos grandes componentes que influyen para que exista el llamado cambio climático, por un lado están los factores industriales, la quema de combustibles fósiles, y por el otro la deforestación y los usos irracionales del suelo en buena parte del planeta.

Los expertos plantearon que urge reestructurar todas las políticas públicas sobre protección civil y desastres, en las cuales se busque no seguirle cargando la mano al Ejército, para que atienda desastres, ya que estas actividades deberían estar organizadas institucionalmente de otro modo.

"No se ha transitado a la protección civil preventiva de manera sólida, de tal forma que aquí tenemos un problema central que se debe abordar urgentemente", destacó Rodríguez.

Mario Garza aseguró que el problema del Sistema Nacional de Protección Civil es que se encuentra mal estructurado metodológicamente, se subordinan los programas y las acciones a las políticas, cuando es totalmente al revés.

Garza dijo que la Ley General de Protección Civil, que entró en vigor en mayo del 2000, es un intento fallido, ya que no se inserta en la prevención con una prospectiva a largo plazo donde se integren los mecanismos de coordinación.

"Por eso es importante que se descongele la iniciativa de Prevención de Desastres; en esta materia se trata de empezar de cero", sostuvo.
Publicar un comentario