sábado, 19 de mayo de 2007

Advierte GDF que habrá inundaciones

Jorge Arganis Díaz, secretario de Obras y Servicios del Distrito Federal, reconoció que durante esta temporada de lluvias habrá inundaciones en la ciudad de México

Ella Grajeda
El Universal
Sábado 19 de mayo de 2007
Jorge Arganis Díaz, secretario de Obras y Servicios del Distrito Federal, reconoció que durante esta temporada de lluvias habrá inundaciones en la ciudad de México.

"Esperamos que el sistema de drenaje funcione para aguantar las cargas durante las precipitaciones pluviales, pero sí va haber inundaciones", reconoció.

Dijo que el gobierno de la ciudad de México está listo para enfrentar las fuertes lluvias, pero también manifestó su preocupación, porque el año pasado el drenaje profundo presentó en 15 ocasiones un lleno total debido a que cayeron, en forma continúa y por horas, hasta 11 milímetros de agua de lluvia, lo que hizo que trabajara a toda su capacidad.

"Nos preocupa que pudieran presentarse incidentes de este tipo", aceptó Arganis Díaz.

Acciones preventivas

Pese a ello, el funcionario comentó que han realizado diversas acciones para evitar este tipo de problemas, como el desazolve en redes primarias y secundarias del drenaje, el cual lleva 44% de avance.

Esta acción, explicó, se realiza desde noviembre pasado y concluirá en octubre de este año, porque se hace antes, durante y después de la temporada de lluvias.

Arganis Díaz indicó que para esta temporada de lluvias, no estará todavía listo el tramo oriente del drenaje profundo, pues es una obra que se programó para ser concluida hasta el próximo diciembre.

Durante un recorrido de supervisión por el Interceptor Oriente, en los linderos entre la delegación Iztapalapa, Ciudad Nezahualcóyotl, estado de México, y al Gran Canal -que estará listo en julio-, en la delegación Venustiano Carranza, el funcionario señaló que en la capital hay 250 puntos de encharcamientos e inundaciones, de los cuales 114 son recurrentes, pero confió en que los trabajos realizados hasta ahora mitiguen los efectos de las precipitaciones que se espera serán más intensas.

Actualmente, el drenaje desaloja alrededor de 250 metros cúbicos por segundo y según cálculos de las autoridades, en esta temporada de lluvias llegará a desalojar entre los 250 y 300 metros cúbicos por segundo, calculó.

Entrevistado durante el recorrido, a 25 metros de profundidad en un túnel de 3.10 metros de diámetro, en un tramo del drenaje profundo que se construye en el oriente de la ciudad, resaltó que se destinan 2 mil 276 millones de pesos para el mantenimiento y nuevas obras hidraúlicas en la ciudad.

Amplían la capacidad de desagüe

Con estas obras y la conclusión del entubamiento del Gran Canal -programada para julio próximo-, se ampliará la capacidad de desagüe, lo que ayudará a incrementar el desalojo de aguas para evitar inundaciones e incidentes de riesgo.

El funcionario capitalino explicó que la construcción del drenaje oriente interconectará las lumbreras L1 y L3, para el desalojo de aguas residuales a lo largo de mil 930 metros de longitud.

En el lugar, los trabajadores apoyados por una maquinaria con una fuerza de mil 400 toneladas excavan y se abren paso en el subsuelo.

El calor, la humedad y el mal olor son constantes. Hasta el momento han colocado 117 anillos de mil 900.
Publicar un comentario