miércoles, 16 de mayo de 2007

Fallan 5 ciudades en calidad de agua

En Ciudad Juárez, León, San Luis Potosí, Guadalajara y el DF se detectaron concentraciones compuestos químicos por arriba de la norma

REFORMA / Staff

Ciudad de México (16 mayo 2007).- El agua potable que llega por tubería a las casas de cinco de las ciudades más importantes del País incumple con la calidad establecida en la Norma Oficial Mexicana en la materia.

REFORMA recurrió a laboratorios certificados que durante marzo tomaron muestras del líquido para analizarlas de acuerdo con los criterios de la norma NOM-127-SSA1-1994 sobre el agua para uso y consumo humano.

Dicho ejercicio incluyó a las Ciudad Juárez, León, San Luis Potosí, Guadalajara y el Distrito Federal, donde invariablemente se detectaron concentraciones de metales o compuestos químicos por arriba de lo que permite la norma.

El ejercicio incluyó también muestras de Toluca, Puebla, Monterrey, Torreón y Saltillo que resultaron dentro de especificaciones, mientras que Tijuana arrojó niveles que rondan los máximos permitidos y que hacen dudar de la calidad de ese líquido, de acuerdo con expertos en salud.

La muestra de Ciudad Juárez arrojó cinco parámetros arriba de la norma: fierro, manganeso, cadmio, nitrógeno amoniacal y sulfatos.

Esos materiales provocan problemas gastrointestinales, irritación en la piel, ojos rojos e incluso mutación del ácido desoxirribonucleico (ADN).

En el agua analizada de León se encontraron tres materiales fuera de norma: plomo, nitrógeno amoniacal y nitrógeno de nitratos. El plomo se acumula en el cuerpo y afecta el sistema digestivo, el nervioso, y crea dolores musculares.

El agua tomada el 5 de marzo en el centro de Guadalajara resultó con más del doble de los nitratos permitidos, 27.61 mg/l contra 10.00 mg/l que marca la norma, lo que puede provocar problemas cardiacos.

La muestra de agua de San Luis Potosí salió con más del doble en el nivel del fluoruro permitido, con 3.11 mg/l contra los 1.5 que es el tope. El fluoruro puede ser tóxico en altas concentraciones.

Líquidos de cuidado

El director de la División de Ciencias Biológicas y Ambientales de la Universidad de Guadalajara, Alfredo Feria Velasco, expresó que estas situaciones no se resuelven con hervir el agua.

"En Ciudad Juárez, dadas las características, el riesgo es elevado porque estamos combinando varios elementos y vemos entonces, el individuo va a estar expuesto a una hemocromatosis, a problemas de mutaciones en el ADN, problemas de tipo pulmonar", dijo.

Los elementos fuera de norma provocan reacciones diversas.

"(Quienes padecen) diabetes mellitus, enfermedad tiroidea o problemas de tipo gastrointestinal, esta agua les va a exacerbar sus síntomas, y la gente sin problemas puede tener alteraciones inmediatas agudas como diarrea, dolores gástricos, quizá conjuntivitis y, en casos extremos, dermatitis.

"Sugeriría que se traten de bajar éstos (niveles) e instruir a la población que el agua no se ingiera directamente de la llave, puede utilizarse para lavar la loza, para miles de cosas, pero no para ingestión", sostuvo.

Con base a estos resultados, investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) sugirieron que los organismos encargados de suministrar el agua en estas cinco ciudades deben mejorar sus sistemas de potabilización.

Expresaron que las variables rebasadas, aunque sea por valores mínimos, deben atenderse.
Publicar un comentario