lunes, 30 de julio de 2007

Número de huracanes se duplicó en un siglo

El número de huracanes que nacen en el Atlántico se ha duplicado en comparación con los del siglo pasado, debido al aumento de la temperatura marina y al cambio climático, según científicos estadounidenses

El Universal
Lunes 30 de julio de 2007
WASHINGTON (EFE).— El número de huracanes que nacen en el Atlántico se ha duplicado en comparación con los del siglo pasado, debido al aumento de la temperatura marina y al cambio climático, según científicos estadounidenses.

Su estudio, realizado en el Centro Nacional de Investigaciones Atmosféricas (NCAR) y el Instituto Tecnológico de Georgia, también tomó en cuenta el cambio en los patrones del viento advertido en las últimas décadas.

Como ejemplo, los científicos señalan que el año pasado, que fue mucho menos activo que los dos anteriores por la presencia del fenómeno climático de El Niño en el Pacífico, habría sido considerado hace un siglo como una temporada de tormentas muy por encima de la media.

El análisis está centrado en los huracanes y las tormentas tropicales que nacen durante el verano boreal en las costas occidentales de África.

Esos ciclones adquieren fuerza y masa a medida que avanzan hacia el oeste y generalmente se internan en el golfo de México o hacen impacto sobre las costas de Centroamérica y de Estados Unidos.

El documento científico identifica tres periodos desde 1900, durante los cuales la media de huracanes y tormentas tropicales aumentó de manera considerable.

El primer periodo, entre 1900 y 1930, incluyó una media de seis tormentas tropicales, de las cuales cuatro fueron huracanes.

Entre 1930 y 1940 la media anual fue de 10 ciclones, incluyendo cinco tormentas tropicales y cinco huracanes, mientras que de 1995 a 2005 el promedio llegó a 15, ocho de los cuales fueron huracanes y siete tormentas tropicales.

“Estos números son un indicio concreto de que el cambio climático es un factor importante en el número de huracanes del Atlántico”, dijo Greg Holland, científico del NCAR y uno de los autores del estudio publicado por el portal de internet Philosophical Transactiones of the Royal Society of London.

Aún no hay estabilización

Por otra parte, indicó que “con los estándares actuales hasta un año de poca actividad de huracanes hubiese sido considerada normal y hasta activa en la primera parte del siglo pasado”.

Aunque se abstuvieron de hacer predicciones agoreras, los científicos advirtieron que el actual período no se ha estabilizado todavía, lo que significaría que la media en el número de huracanes podría ser más alta en los próximos años.

Según los investigadores, el aumento en el número de huracanes y tormentas tropicales durante los últimos cien años es paralelo al de las temperaturas marinas, que ha sido de cerca de tres grados Fahrenheit.

El calentamiento marino ocurrió en los años anteriores a fuertes subidas en la frecuencia de las tormentas, tanto en el periodo que comenzó en 1930 como en el de 1995 y continuó en los años posteriores.

Sin embargo, pese al aumento en el número y frecuencia de las tormentas, la proporción de huracanes y tormentas tropicales se ha mantenido sin variaciones importantes.

Hasta ahora, los huracanes han representado alrededor de 55% de todos los ciclones tropicales que nacen en el Atlántico.

No obstante, la proporción de huracanes más violentos, es decir, aquellos con vientos sostenidos de casi 200 kilómetros por hora, ha oscilado irregularmente y en los últimos años ha aumentado en relación con los menos intensos y las tormentas tropicales, señalaron los científicos.


Powered by ScribeFire.

Publicar un comentario en la entrada