lunes, 23 de julio de 2007

Colonias de alto riesgo en Gómez Palacio amenazadas por la lluvia


10:56, julio 23, 2007 |Milenio.com

En Torreón se toman las medidas necesarias, dice Nelson Lozada. En Lerdo Obras Públicas, la DSPM y Protección Civil coordinan actividades.

Comarca Lagunera.- Ante la amenaza de nuevas lluvias, en el plan de contingencia de Gómez Palacio están identificadas las colonias de alto riesgo, como la Otilio Montaño, Nicolás Hernández, Luis Donaldo Colosio, Hamburgo, y Los Álamos, pues son asentamientos en los que se estanca el agua, dijo Alonso Gómez Vizcarra, director de Protección Civil municipal .

En el pronostico de la Comisión Nacional del Agua para este día indica que la temperatura seré como máximo de 35 y mínimo de 22 grados centígrados, parcialmente nublado con posibilidad de lluvia para la Comarca Lagunera.

El Atlas de Riesgo es el proyecto de plan de contingencia que considera 175 colonias, más de 20 fraccionamientos, y colonias de nueva creación en una extensión territorial de 990.20 kilómetros cuadrados.

En él se encuentran consideradas las fases altas y bajas de la región para la temperatura, frío o calor, y lluvias. En Torreón Nelson Lozada director de Protección Civil informó que mientras el agua no sobrepase los 30 milímetros cuadrados en una sola lluvia, o inunde las banquetas el sistema de drenaje es suficiente para contenerla.

La precipitación pluvial del jueves 22 llegó a 22 milímetros en la zona oriente en los bulevares Independencia y Constitución. Para el sur de la ciudad, en la colonia Lázaro Cárdenas no sobrepasó los 20 milímetros.

Para resolver la acumulación de agua, por la poca capacidad del drenaje sanitario, se construye el drenaje pluvial Colector Noas, “que tendrá la misma dirección que el Canal de la Perla, por que esa es la corriente natural del agua” dijo Nelson Lozano, director de Protección Civil.

Para septiembre, se presentará el Mapa de Riesgo, dicho registro se modificará cada año, para identificar y ubicar los riesgos en el municipio, tanto de origen natural como las lluvias y humano como empresas de gas, gas carburación, de químicos y el tránsito de aviones para coordinar la prevención o atención con menos margen de error y pérdida de tiempo.

En el Municipio de Lerdo, “la afluencia de agua en los canales de riego no pone en riesgo a las casas aledañas pues su capacidad está controlada por las derivaciones hechas desde la Presa Francisco Zarco, de acuerdo a los reportes de la Comisión Nacional del Agua” dijo por su parte el director de la Unidad de Protección Civil de ese Municipio, Rafael Escalante Antúnez.

En caso de que se registren precipitaciones mayores a 30 milímetros el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado, la Dirección de Obras Publicas y Seguridad Pública trabajan en conjunto con la Unidad de Protección Civil para atender las necesidades. Plaza de Armas, con pocos visitantes A comparación de los domingos soleados, ayer sólo acudieron unas 200 personas a la Plaza de Armas en Torreón.

“Casi la mitad de las personas que regularmente acuden” dijo Julián Ramos Maldonado, Agente Ciclista de la DSPM. Ana María Zárate resintió el clima en su puesto de lotería.

Fue el segundo, y último, domingo en que instaló el su equipo de sonido, las mesas y sillas para los jugadores y la mesa de premios con jabones, aceites, bolsas de frijol y otras cosas. Su propósito al poner ese puesto en la Plaza de Armas no fue ganar dinero, sino recaudar fondos para cinco madres de familia, cuyos hijos tienen leucemia y que necesitan dinero para pagar el trasplante de médula.

La primera vez que Ana Zárate instaló el puesto, hace dos semanas, para ayudar a los niños de Casa Feliz fue seguida por sus clientes del tianguis donde trabaja, además de contar con los paseantes que por una buena causa jugaban.

Gabriela Moreno, mamá de Oscar Hernández de ocho años de edad, y María Teresa Martínez, mamá de José Rodolfo de diez años, son dos de las mujeres que se enfrentan al reto de conseguir 350 mil pesos para la operación de trasplante de médula, pues sus hijos tienen leucemia.

Ahora, la señora Zárate le atribuyó a la lluvia que no podría tener el mismo éxito si el clima se mantenía entre llovizna y nublado. Los trabajadores de los seis puestos para lustrar botas y zapatos seguían en su actividad.

Ni el local de revistas ni los tres puestos de aguas celis y botanas dejaron de trabajar. Aunque Antonio Rangel, quien preparaba los vasos de agua sobre la avenida Juárez, alcanzó a decir que efectivamente, no era el mismo número de gente que usualmente asiste.

Mayela Ortega



Powered by ScribeFire.

Publicar un comentario en la entrada