martes, 31 de julio de 2007

05:43 |Habrá recursos del Fonden para reparar casas dañadas por lluvias

Milenio.com, 31 de julio, 2007

Se trata de 44 viviendas de tres colonias en el poniente de la ciudad.

* Continúa en espera la ayuda a víctimas por lluvias

Monterrey.- El Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) aportará recursos para reparar algunas de las casas dañadas por las lluvias de hace un mes en las colonias Álvaro Obregón, Santa Cecilia y Valle Verde.

Tras evaluar las afectaciones de la tormenta que cayó el 29 de junio, el gobierno estatal, mediante el Consejo de Desarrollo Social, enlistó 44 viviendas que requieren reparaciones y se solicitó al Fonden recursos para hacerlas, detalló la titular Alejandra Rangel Hinojosa.

“Hay aproximadamente 44 viviendas reconocidas en las zonas que se inundaron de estas comunidades, que se les van a apoyar, algunas tienen grietas, otras tienen problemas en su pavimento o en sus pisos y eso es lo que se va a corregir”, precisó.

Las precipitaciones de hace un mes inundaron las calles de la colonias Álvaro Obregón, Santa Cecilia y Valle Verde, todas localizadas al poniente de Monterrey; algunas casas se anegaron, lo que provocó daños.

La corriente arrastró el pavimento, se llevó más de 10 autos, sólo en la colonia Álvaro Obregón, que terminaron apilados a la orilla del canal del Águila, que cruza el barrio, además de los daños a las casas que tan sólo ascienden al millón de pesos.

Luego de realizar una evaluación el Consejo de Desarrollo Social presentó al Fonden la propuesta para solicitar los recursos y realizar las reparaciones, que la dependencia gestionará para que los entregue.

La respuesta de la instancia que emite los apoyos en caso de desastre, emitió su resolución ayer, pero podría dejar fuera a varios de los casos.

“Espero que no, son recursos federales y hay que mandar expedientes técnicos, hay que esperar a que se dictamine’’, dijo.

Y los colonos todavía no superan amarga experiencia

La sola mención de lluvia hace temblar a varios de los habitantes de la colonia Álvaro Obregón; el 29 de junio una tormenta convirtió las calles en furiosas corrientes que arrastraron autos, muebles, puestos de comidas y hasta personas.

Ayer sobre la misma calle donde una mujer que se aferró a un poste para no perderse en el canal del Águila, el gobierno estatal realizó una brigada asistencial, a un mes del incidente encontraron además de las peticiones cotidianas quejas por fugas de un drenaje pluvial que desemboca en el arroyo cubierto de cemento y el temor por repetir la odisea.

Ana Cecilia Mendoza Martínez perdió sus muebles, la casa que renta está sobre la calle Cuarto Batallón de Sonora.

“A mí se me metió el agua, se me echaron a perder los muebles, el sillón lleno de lodo. Mis niños se asustaron bastante, encerrados en la casa porque por la misma presión del agua, no abría la puerta, me agarré grité y grité, nadie me podía ayudar, entonces llegó un vecino, vino por mí por la placa, y me ayudó”, narró la mujer.

Ahora la amenaza de las lluvias, más copiosas, que se presentan en septiembre la aterra y quiere dejar su casa para irse a un lugar donde no sufra con cada precipitación.

Ella tiene cuatro años rentando la casa en el número 5310 de Cuarto Batallón de Sonora; ella escuchó del regidor del PRI Candelario Maldonado que habría reubicación.

Pero ayer en la Brigada por una Vida Digna, que organiza el Consejo de Desarrollo Social, no sabía de la oferta pero la presidenta del organismo Alejandra Rangel Hinojosa achacó la responsabilidad de organizar la reubicación al municipio de Monterrey.

“Ahí el municipio tendrá que hacer ese estudio, solicitar la compra de un terreno a Fomerrey y ver la posibilidad de lograrlo, o bien de proteger las viviendas de acuerdo con las experiencias que se han vivido para que no sea recurrente el problema, que yo creo que a futuro pues es hacia donde se tiene que caminar”, detalló.

Además un tubo de drenaje sanitario descarga sobre el canal de Águila, el mismo que se inundó durante la lluvia del 29 de junio, el olor llega cuando se acercan a la esquina de Ejercito Noroeste y Doctor Manuel Cavazos.

Y mientras las autoridades llevaban mimos y una batucada, y los niños se arremolinaban para recibir confeti, los padres lo que realmente deseaban era una solución concreta a la problemática de las inundaciones.
Alejandro Silva Martínez


Powered by ScribeFire.

Publicar un comentario en la entrada