martes, 24 de abril de 2007

Se inundó la librería de la Biblioteca Vasconcelos

El agua alcanzó hasta los 50 centímetros de altura y provocó que en dicha librería se levantara y quebrara el piso, se rompieran la puerta principal y dos cristales, se dañaran las instalaciones eléctricas, así como un número considerable de libros que, tras mojarse, quedaron inservibles
Se inundó la librería de la Biblioteca VasconcelosSe inundó la librería de la Biblioteca Vasconcelos
Miguel Angel Ceballos
El Universal
Martes 24 de abril de 2007
Una fuga de agua en la zona de Buenavista, donde se realizan obras para la construcción del tren suburbano, ocasionó severos daños a la librería Educal, que forma parte de las instalaciones de la Biblioteca Vasconcelos.
El agua alcanzó hasta los 50 centímetros de altura y provocó que en dicha librería se levantara y quebrara el piso, se rompieran la puerta principal y dos cristales, se dañaran las instalaciones eléctricas, así como un número considerable de libros que, tras mojarse, quedaron inservibles.Durante un recorrido por el área, realizado por EL UNIVERSAL, se constató que una combinación de agua potable y aguas negras surgió del piso con tal presión que rompió las placas de mármol y arrastró lodo y agua al interior de la librería, la cual forma parte del conjunto arquitectónico de la Biblioteca Vasconcelos, diseñada por el arquitecto Alberto Kalach, aunque ésta no resultó afectada a pesar de encontrarse a escasos 20 metros de distancia. Desde las nueve de la mañana, el personal que ahí labora realizó trabajos para sacar el agua y poner los libros a salvo.
El responsable de las librerías Educal de la zona centro del Distrito Federal, Valente Prado, informó todos los muebles de madera de salam se dañaron, lo mismo que las instalaciones eléctricas que corren por vía subterránea, la infraestructura de voz y datos, así como un número de libros aún incuantificable. El acervo editorial es de aproximadamente 80 mil volúmenes y se tienen a consignación.
"Cuando entraron los bomberos, por la mañana, había un nivel de agua de 50 centímetros. Se nos dañó todo el material que estaba en bodega, ubicada en el sótano de la librería", precisó.
El representante legal de Educal -empresa paraestatal para la comercialización de libros y productos culturales-, Octavio Galindo indicó que el seguro tendrá que responder por los daños una vez que se determine si la negligencia que provocó la inundación fue por parte de quienes realizan las obras del tren suburbano o de un centro comercial, ambos ubicados cerca de la Biblioteca Vasconcelos.
Ayer mismo, el vocero de prensa de Conaculta se anticipó a informar que la Vasconcelos no fue afectada y que sólo 800 libros se declararon pérdida total.
Publicar un comentario