domingo, 22 de abril de 2007

Mata polución Laguna de Chapulco

Prácticamente seca, con apenas algunos charcos de agua estancada, sucia, es más un foco de infección
Francisco Rivas, Reforma
Puebla, México (22 abril 2007).- Contaminación, invasiones urbanas y olvido gubernamental enfrenta la Laguna de Chapulco, que poco a poco se extingue.
Una extensión aproximada de 12 hectáreas, durante décadas refugio de 30 especies de aves, reptiles y peces, se encuentra al borde del colapso ecológico. Aunque a la fecha, la escena ya es devastadora.
Prácticamente seca, con apenas algunos charcos de agua estancada, sucia, es más un foco de infección.
Hay basura a lo largo de la superficie de la laguna, entre botellas de plástico, cubetas, envases de aceites y combustibles para automóvil y envolturas de comida.
Sobresalen también los cascarones de televisores, estufas y tambos.
Pero no es lo único que resalta en lugar de agua, también hay montones de escombro.
Hasta el lirio acuático parece fallecer ante la situación en Chapulco, donde los perros entran a tomar lo que queda de líquido. A lo largo de la orilla de la laguna se percibe un olor fétido.
Incluso, pese a las condiciones de la zona, aún llegan diferentes especies de aves migratorias, entre ellas, el pato canadiense, de acuerdo con un estudio elaborado por el Ayuntamiento de Puebla.
Ubicada al sur de la ciudad, a sólo unos metros del Periférico Ecológico, la Laguna de Chapulco además se encuentra amenazada por nueve asentamientos urbanos que la usan como basurero.
Alvaro López, director del Medio Ambiente y Ecología de la Secretaría de Administración Urbana municipal, admite que la situación es complicada.
"(La contaminación) afecta tanto al medio, ambiente porque se vuelve en un foco hostil para las diferentes especies de aves, pero la implicación más grave tiene que ver con asuntos de salubridad.
"Lamentablemente no podemos realizar de manera cotidiana operativos, aunque cada semana o cada quince días revisamos que la gente no tire escombro, pero mucha gente defeca ahí y propicia la generación de enfermedades gastrointestinales", afirma.
Para detener esas actividades se colocó una malla ciclónica que luce destruida.
La Laguna de Chapulco colinda con nueve colonias, en una vecindad compleja para la naturaleza.
Comparte sus límites la Unidad Habitacional San Jorge, Arboledas de Comaxtitla, Arboledas de Loma Bella, Lomas del Sol, San José Chapulco, Granjas de San Isidro, Jardines de Bugambilias, Ampliación Arboledas, Loma Bella y La Mora.
Anselmo Cervantes, vecino del área, lamenta las condiciones en que se encuentra la laguna.
"Es una pestilencia, hay basura por todas partes y si llega a recuperar el nivel de agua en la temporada de lluvias, seguramente será una laguna de aguas negras, porque sólo todos la ven como un gran basurero.
"Lo peor es que nadie ha tenido el menor cuidado, ni siquiera los que viven más cerca. Hay barrancas más limpias, es una pena", expone.
Como ese hombre, hay otras personas descontentas con el panorama y culpan a sus vecinos.
Estela vive desde hace cinco años en San Jorge, y afirma que la gente de la unidad habitacional con frecuencia saca sus bolsas de desperdicios y las arroja entre los matorrales en la laguna.
"Aprovechan en la noche para tirar la basura y eso ya se volvió un cochinero, vaya huele bastante feo. Pero también se han visto camiones que llegan a tirar escombro sin que nadie les ponga un alto", manifiesta.
Publicar un comentario