martes, 24 de abril de 2007

Abandona autoridad a vecinos tras fuga de agua en Xochimilco

Damnificados inician recuento de los daños
Abandona autoridad a vecinos tras fuga de agua en Xochimilco Abandona autoridad a vecinos tras fuga de agua en Xochimilco
Lili Valadez
El Universal
Lunes 23 de abril de 2007
El agua desapareció, pero no así los estragos que dejó a su paso. En el domicilio marcado con el número 2 de Prolongación Morelos, del pueblo Santiago Tulyehualco, en Xochimilco, los esposos Jacobo Galicia y Graciela Fragoso no han podido dormir en su habitación durante tres noches, ya que el piso se volvió fango.
Tampoco tienen ropa, trastes, ni zapatos limpios, ya que están sucios de lodo junto con sus muebles y electrodomésticos.
Alrededor de 25 casas más de esta calle presentan humedad, fracturas, fisuras, provocadas por una fuga de agua potable que se registró el pasado viernes y cuyo nivel del líquido alcanzó los 80 centímetros al interior de los inmuebles.
"Hasta ahora ninguna autoridad ha visto cómo quedaron nuestros cuartos, nos dijeron que vendrían a ayudarnos a sacar el lodo, pero nos quedamos esperando y tuvimos que sacarlo con nuestros propios medios", aseguró Graciela.
El señor Jacobo dijo que su casa es una de las más afectadas, ya que por ella buscó salida el agua cuando se rompió la tubería, "primero escuchamos como si corrieran muchas piedras y el ruido de la presión y después salieron los chorros de agua hacia las otras casas".
En el domicilio vecino número 2 bis, Graciela García manifestó su preocupación por las cuarteaduras y fisuras que dejó a su paso la inundación, "queremos que las autoridades nos digan en qué condiciones quedó nuestra casa, porque ya no estamos tranquilos".
Marco Galicia, quien también habita en este inmueble, señaló que la incertidumbre ha crecido entre los vecinos, ya que varias paredes se "desprendieron" del suelo, "además no queremos imaginarnos cómo quedó abajo de nuestros pisos, no sabemos si está hueco, fangoso y si corremos peligro".
En la casa con el número 1, el señor Quirino Flores mostró que su construcción presenta fisuras y cierto grado de inclinación, "aunque no nos inundamos tanto como en otras casas, pero por aquí abajo pasó toda la corriente, ya que estamos en la parte alta de la calle".
Los vecinos informaron que no es la primera vez que se registra una fuga de agua, ya que en 1995 tuvieron una situación similar y la más reciente en marzo pasado.
Publicar un comentario en la entrada