viernes, 18 de enero de 2008

Construirán un sistema de humedal para el tratamiento de las aguas negras que desechan del penal Molino de Flores

prensaestatal.com, 10: 1/17/2008 9:46:18 PM



*
El gobierno municipal antes de poner a funcionar el proyecto del
humedal, lo pondrá a consideración de las autoridades de la CAEM






Texcoco, Méx.-Debido a la indolencia del gobierno del Estado de México
para dejar de arrojar cuatro litros de aguas residuales por segundo sin
tratamiento del Centro de Readaptación Social “Doctor Alfonso Quiroz
Quarón” al Río Coxcacoaco. El ayuntamiento de Texcoco determinó la
construcción de un sistema de humedal para el tratamiento de las aguas
negras que desechan del penal y aprovecharlas para la irrigación de la
zona boscosa.

Así
como para prevenir la posibilidad de que algunos de los cinco mil
visitantes al sitio de reserva ecológica y a la ex hacienda Molino de
Flores construida en 1567, puedan contraer alguna enfermedad infecciosa
debido a que están expuestos dado que el Río contaminado cruza por las
cuarenta hectáreas del Parque Nacional, donde caminan y pasean en
caballo, informó Carlos Humberto Larque Saavedra, director de
Desarrollo Urbano y Ecología.

El gobierno municipal antes de
poner a funcionar el proyecto del humedal, lo pondrá a consideración de
las autoridades de la CAEM, y la dependencia estatal determinará sí el
proceso cumple con los requisitos de calidad para reutilizar el agua
que desechan del reclusorio.

Este sistema piloto se pretende
introducir en varias comunidades del municipio, pero de manera
inmediata evitar o disminuir la factibilidad de riesgo a los
visitantes, que acuden al Parque Nacional “Molino de Flores” cada fin
de semana.

El ayuntamiento de Texcoco demandó al gobierno del
estado de México dejar de arrojar aguas residuales sin tratamiento al
Río Coxcacoaco, debido a que contamina el medio ambiente y el Parque
Nacional Molino de Flores se ha convertido en una zona de alto riesgo
para la salud de los turistas.

El director de Desarrollo Urbano
y Ecología, Carlos Humberto Larque Saavedra señaló que desde la
construcción del reclusorio, hace 25 años sólo por períodos cortos ha
funcionado la planta de tratamiento de aguas residuales, y a pesar de
ello las aguas negras que produce la población del penal se depositan
sin tratamiento en el cauce del afluente.

El funcionario
municipal aseveró que la problemática es de gravedad debido a que el
arroyo cruza por la geografía del Parque Nacional “Molino de Flores”,
donde cada fin de semana acuden unas cinco mil personas a está zona de
reserva ecológico, así como para conocer la ex hacienda Molino de
Flores construida en 1567.

Explicó que los integrantes de las
familias corren el riesgo de contraer una infección por la
contaminación que producen las aguas residuales que desechan del penal,
y que van a parar al Río que pasa en parte de las cuarenta hectáreas
del Parque Nacional.

Detalló que en el perímetro de la zona,
los visitantes comen, caminan y los niños juegan, situación que aumenta
el riesgo debido al desconocimiento que el arrollo conduce aguas
residuales sin tratamiento.

Y en algunos casos sin percatarse
de la gravedad de la contaminación, los visitantes entran en contacto
con el agua que arrojan del penal y están en riesgo de contraer alguna
enfermedad infecciosa, destacó Carlos Larque

Asimismo, este
tipo de “aguas crudas” daña al medio ambiente y producen malos olores,
además de fauna nociva que afecta las 40 hectáreas del parque Nacional
Molino de Flores, donde cada fin de semana acuden unos 5 mil visitantes.

Finalmente,
pidió que las autoridades estatales agilicen la reparación de la planta
de tratamiento, aunque consideró la dificultad dado que desde hace 25
años sólo ha funcionado en dos ocasiones y por escasos seis meses



Powered by ScribeFire.

Publicar un comentario