domingo, 18 de enero de 2009

Entre fugas y desperdicio se va gran parte del líquido, señalan

clipped from www.cemda.org.mx

La instalación de sistemas de riego de agua tratada en las casas, recolección de lluvia e incremento en las tarifas del líquido a los grandes consumidores son la solución a la escasez que se presenta en el valle de México durante la temporada de espiaje.

Manuel Perló, director del Programa Universitario de Estudios sobre la Ciudad (PUEC), consideró que estas acciones favorecerían al ahorro de agua potable, la cual se emplea de manera indiscriminada: lo mismo para el baño que para la preparación de alimentos.

Muestra de ello es que tan sólo en el DF una persona consume, en promedio, 450 litros de agua diariamente cuando con 150 podría realizar todas sus actividades.

Ante una falta de cultura de ahorro de agua, el especialista recomendó el alza de las tarifas como una medida para que la gente ahorre, valore y proteja más este líquido.

 blog it
Publicar un comentario en la entrada