jueves, 19 de febrero de 2009

INVESTIGADOR AFIRMA QUE SE PUEDE USAR AGUA DE MAR PARA IRRIGACIÓN

TUCSON, ARIZONA; 19 febrero 2009.- Carl Hodges tiene un plan que al parecer es demasiado bueno para ser cierto: quiere hacer crecer plantas en millones de hectáreas en medio del desierto, utilizando agua de mar. Dicho plan, menciona, ayudaría a disminuir el nivel del mar, detener el calentamiento global y proporcionar empleos a millones de personas en los países en desarrollo.

Esto pareciera un sueño pero el concepto del Hodges es real. De hecho, ya está creciendo en Sonora, México.

Cerca de la Bahía de Kino, casi 242 hectáreas de tierra árida y costera han sido transformadas en exuberantes campos verdes utilizando agua de irrigación del Mar de Cortés.

Una serie de canales, construidos por gente local, llevan el agua del oceáno al desierto, llenando la tierra de manglares y Salicornia.

Hodges, de 72 años, indicó que estos cultivos son apenas el principio, aunque otros expertos tienen dudas.

 blog it
Publicar un comentario